martes, 27 de marzo de 2012

Ernst & Young, al mismo paso de las NIIF en nuestro país

Un cambio tan importante como la modificación en los estándares de contabilidad usados en nuestro país, no puede tomarse a la ligera, y mucho menos, se puede permitir que se creen pensamientos y se generen prácticas sesgadas a lo que debería ser, sin tener presente el verdadero sentido de la adopción.
La búsqueda de una economía cada vez más globalizada, y la amplia participación en los mercados internacionales, pueden ser tan solo dos de los objetivos primordiales para la intención de adoptar las NIIF en nuestro país. Adoptar las NIIF no es un tema de voluntad independiente, es más un requerimiento para asegurar el crecimiento y estabilidad de la empresa privada en un futuro más cercano que lejano. Las nomas internacionales nos ofrecen más que una estandarización en reportes; es una herramienta estratégica que de comprender su potencial y beneficios, será vital para el desempeño organizacional y funcionamiento de los mercados.
En Colombia, el camino no ha sido fácil, y muy seguramente lo que nos queda por recorrer tampoco lo será. El estudio intensivo de la norma, pasando por la aprobación de un Proyecto de Ley, su aprobación, y la conformación de un concejo técnico dirigido con el único objetivo de asegurar la aplicación acertada de NIIF, sólo han sido los primeros pasos que nuestro país ha tomado para iniciar este camino. Todavía nos queda el paso más difícil de todos, que es el cumplir con los requerimientos establecidos para la diversidad de empresas que tenemos en Colombia, y más que todo, lograr alcanzar la suficiencia en reporte financiero bajo NIIF.
La implementación de las NIIF más que ser un tema de complejidad, es un tema de preparación y tiempo. Por una parte, es fundamental contar con los conocimientos necesarios sobre la norma y requerimientos para cada caso, pero también es importante contar con las repercusiones que tendrá este proceso al interior de cada organización. Este proceso no será sólo un proceso contable, sino que también involucrará procesos tributarios, ajustes en sistemas de información, y más importante aún, generará un cambio organizacional general que enfrentará hasta dilemas de recurso humano. En Ernst & Young tenemos el propósito de convertirnos en su principal soporte estratégico, brindando apoyo a través de nuestros conocimientos y la experiencia que hemos adquirido en diferentes industrias y diferentes tipos de empresa, sin dejar de darle la especificidad necesaria a cada uno de los casos que se nos presenten. En NIIF, somos asesores de las más grandes empresas colombianas líderes en el mercado… pero queremos ir más allá y convertirnos en principal fuente de conocimiento de las normas internacionales, tanto para instituciones privadas, como públicas y gubernamentales.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

MUY BUENO EL ARTICULO, DESDE YA Y CON ESTE TIPO DE INFORMACION HACEN PARTE DE LA CONSTRUCCION DE COCNOCIMIENTO SOLIDO EN UN TEMA NUEVO Y TRASENDENTALMENTE IMPORTANTE PARA NUESTRA ECONOMIA.

Felipe Janica dijo...

buenísimo, gracias felipe por tus acostumbrados y excelentes aportes